El camino para obtener el certificado de idioma de tus sueños

Imagínalo… Un trofeo grande, brillante (pero de buen gusto) o una placa que dice “El mejor aprendiz de idiomas del mundo” y por debajo tu nombre. 

Un certificado de idioma es muy parecido a un trofeo deportivo.

Puedes pasar un tiempo maravilloso practicando deportes o aprendiendo idiomas, sin necesitar nunca algo externo como una prueba de tu esfuerzo.

Lo que es genial para los estudiantes que estudian solos, porque el aprendizaje autodirigido tiene muchas ventajas, pero hay una razón por la cual existen cursos, exámenes, certificados y trofeos.

Son una forma de demostrar no solo a los demás, sino también a ti mismo que has dedicado largas horas y has visto los resultados.

YouTube || Harmon Hall || El Universal 

Puede ser difícil saber realmente dónde se encuentra, especialmente si estas tomando cursos de Inglés u otro idioma como autoaprendizaje.

A nadie le gusta tratar de averiguar qué tan grande es su vocabulario o repasar las tablas de gramática por enésima vez.

Pero la evaluación puede ser una importante comprobación de la realidad.

Si te autoevalúas a un nivel alto pero luego no puedes pasar ni siquiera un examen de nivel intermedio, significa que hubo algunas lagunas en tu conocimiento que no se detectaron durante demasiado tiempo.

Resolver esos vacíos es crucial si realmente desea usar ese idioma en tu vida y hacerlo así te hará un mejor aprendiz de idiomas en general.

Por ejemplo, saber cuál es tu nivel real puede ayudarte a utilizar mejor los recursos de lenguaje de cualquier curso formal, sea presencial o digital.

Ahora bien, ten una respuesta rápida lista para preguntas sobre tu habilidad lingüística, por ejemplo:

P= ¿Qué tan bueno es tu portugués?

R= Bueno, puedo leerlo sin muchos problemas, pero es un poco difícil para mí seguir las noticias. Ah, e hice una estadía en Brasil hace tres años …

P= ¿Cuál es tu nivel japonés?

R= Aprobé el examen JLPT N2 el año pasado

¿Cuál de los escenarios anteriores te gusta más? Si está sentado en una entrevista de trabajo, una respuesta rápida y decisiva podría ser lo que hace la diferencia entre la aceptación y el rechazo.

La presencia de un certificado de idioma en su currículum es la respuesta más rápida de todas.

Ser elegible para empleo, estudio o inmigración

Algunos lugares establecen un límite estricto para la aceptación de solicitantes en función de qué tan bien puedan hablar un idioma. No importa qué tan buenas sean sus otras credenciales, no estás llegando a esa puerta sin una prueba de cierto nivel de idiomas.

En Alemania, por ejemplo, muchos programas universitarios requieren pruebas de un nivel C1. Las universidades en China generalmente requieren aproximadamente lo mismo: alrededor de un nivel HSK 5, para ser exactos.

Y si deseas vivir y trabajar en otro país, es probable que tenga sque demostrar tu capacidad lingüística con un certificado de algún tipo.

En Japón, si logras pasar el JLPT N1, le demuestra al gobierno que puedes usar el japonés a un nivel extremadamente alto y funcionar fácilmente en el mundo de los negocios.

Eso va un largo camino para conseguirle una codiciada visa de trabajador calificado.

Mejora tu inglés en Harmon Hall 

Y así variará para ciertos países, ya sea que vayas aplicar a una universidad o a trabajar.

Para viajar, será necesario que por lo menos te des a entender y vale la pena que hagas acompañar de un buen diccionario físico para evitar detalles que te lleven a un lugar diferente o no puedas comer decentemente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *