Cómo se hacen las pruebas de un perfil tiroideo

Las pruebas de un perfil tiroideo son una serie de pruebas de sangre que se usan para medir qué tan bien está funcionando tu glándula tiroides.

Las pruebas disponibles incluyen T3, T3RU, T4 y TSH.

La tiroides es una glándula pequeña ubicada en la parte frontal inferior de tu cuello. Es responsable de ayudar a regular muchos de los procesos del cuerpo como el metabolismo, la generación de energía y el estado de ánimo.

La tiroides produce dos hormonas principales: triyodotironina (T3) y tiroxina (T4).

Si tu glándula tiroides no produce suficiente cantidad de estas hormonas, puedes experimentar síntomas como aumento de peso, falta de energía y depresión. Esta condición te llama hipotiroidismo.

Cuando la glándula tiroides produce demasiadas hormonas, se puede experimentar pérdida de peso, altos niveles de ansiedad, temblores y la sensación de estar en un nivel alto. Esto se llama hipertiroidismo.

Por lo general, un médico que esté preocupado por tus niveles de hormona tiroidea ordenará pruebas de detección amplias, como el T4 o la prueba de la hormona estimulante de la tiroides (TSH).

Estudios adicionales se realizarán si el médico lo considera pertinente al conocer los resultados de tu prueba con el fin de identificar la razón de un problema si llegará a ver algunos indicadores fuera de rango.

Extracción de sangre para pruebas de función tiroidea

Habla con tu médico sobre cualquier medicamento que estés tomando y si estás embarazada. Ciertos medicamentos y el estar embarazada pueden influir en los resultados de tu prueba.

Una extracción de sangre, también conocida como venopunción, es un procedimiento que se realiza en un laboratorio o en el consultorio de un médico.

Es tan sencillo como el que te sientes en una silla cómoda o te recuestes en una camilla.

Si estás usando mangas largas, se te pedirá que dejes libre tu brazo para tomar la muestra. Los mejores análisis están en Jenner 

El proceso para extraer la muestra es con el apoyo de un técnico o una enfermera quien atará una banda de goma alrededor de la parte superior de tu brazo para hacer que las venas se hinchen de sangre.

Una vez que el técnico haya encontrado una vena adecuada, insertará una aguja debajo de la piel y dentro de la vena.

Puedes sentir un pinchazo agudo cuando la aguja pincha tu piel. El técnico recolectará tu sangre en tubos de ensayo y la enviará a un laboratorio para su análisis.

Cuando el técnico haya recolectado la cantidad de sangre necesaria para las pruebas, retirarán la aguja y ejercerán presión sobre la herida punzante hasta que el sangrado te detenga.

El técnico colocará una pequeña venda sobre la herida.

Después de estas  pruebas deberías poder volver a tus actividades diarias normales de inmediato.

Efectos secundarios y postratamiento.

Una extracción de sangre es un procedimiento de rutina, mínimamente invasivo.

Durante los días inmediatamente posteriores a la extracción de sangre, es posible que notes un ligero hematoma o dolor en el área donde se insertó la aguja.

 

Si tienes alguna molestia puedes recurrir a una bolsa de hielo o un analgésico de venta libre para aliviar el malestar.

Si experimentas mucho dolor o si el área alrededor de la punción se enrojece e inflama, consulta a tu médico inmediatamente. Estos podrían ser signos de una infección.

Fuentes: YouTube || Jenner | | Microsoft

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *